Valparaiso

es una ciudad y comuna chilena ubicada en el Litoral central del territorio continental del país, a 92 km al noroeste de la ciudad de Santiago. Es la capital de la Región y de la Provincia homónima y junto con otros núcleos urbanos vecinos como Viña del Mar, Concón, Quilpué y Villa Alemana, la ciudad forma parte de la conurbación del Gran Valparaíso.2 Al año 2002 Valparaíso contaba con 270.242 habitantes, lo que la convertía en la comuna más poblada de la región luego de Viña del Mar.1

Es la sede del Congreso Nacional, la Comandancia en Jefe de la Armada de Chile y de otros servicios públicos e instituciones del Estado de carácter nacional como el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, la Subsecretaría de Pesca, el Servicio Nacional de Aduanas y el Servicio Nacional de Pesca.

La ciudad se presenta en forma de un gran anfiteatro natural, estando emplazada en una bahía rodeada de cerros, en los cuales vive la mayor parte de la población.3 Entre el pie de los cerros y el mar se forma el plan de la ciudad, centro administrativo, comercial y financiero; mientras que el bordemar se encuentra ocupado por el puerto.

Llamada Quintil por los changos que habitaban el sector,la bahía en donde se encuentra la ciudad fue visitada por el español Juan de Saavedra en el año 1536 y bautizada como Valparaíso en homenaje a su ciudad natal. En 1544, Pedro de Valdivia nombró a la bahía como puerto de Santiago y poco a poco fueron apareciendo diversas instalaciones y edificaciones para el servicio portuario.

Tras la independencia del país, y con la apertura al libre comercio, Valparaíso se convirtió en un puerto estratégico para las rutas navieras que cruzaban desde el Atlántico al Pacífico por el estrecho de Magallanes e inmigrantes alemanes, franceses, italianos y, principalmente, británicos, llegaban a la ciudad.4 Para mediados del siglo XIX, Valparaíso se había transformado en el principal centro comercial y financiero de Chile,4 con la fundación de varios bancos y la primera bolsa de valores del país. Este auge llegó a su término en las primeras décadas del siglo XX, con la apertura del canal de Panamá en 1914 y el surgimiento del puerto de San Antonio en los años 1920.4

A pesar que desde los años 1980 San Antonio se convirtió en el principal puerto de Chile en términos de movimiento portuario,5 Valparaíso se mantiene como un importante centro administrativo, comercial, cultural y universitario; y en el año 2003 la Unesco declaró al casco antiguo de la ciudad como Patrimonio Cultural de la Humanidad.6

viernes, 28 de octubre de 2011

patrimonio


Sin duda, el principal atractivo físico de Valparaíso es su original arquitectura. El hecho de que la arquitectura colonial española se entrelazara con otros estilos europeos no hispanos, especialmente el victoriano, que fueron traídos a este puerto por inmigrantes británicos, y desarrollados extensamente durante el siglo XIX, ha dejado en el trazado de la ciudad una impronta original e indeleble .
Este mestizaje arquitectónico se debió también en parte a la forzada reconstrucción luego del gigantesco terremoto de Valparaíso de 1906, que obligó a arquitectos e ingenieros a privilegiar otros sistemas constructivos, que fuesen más sísmicamente estables, como por ejemplo: en madera (también llamado:"balloon frame"), el fierro forjado y el acero. De hecho, Valparaíso es uno de los pocos lugares de Iberoamérica en que laarquitectura victoriana fue adaptada a la topografía del lugar con tal éxito. Esto ha generado que estilos que en el resto del país parecen exógenos, hayan tomado un tamaño y un volumen grandioso, por el simple hecho de ejecutarse en un cerro. Numerosas obras de arquitectura en diversos estilos, hermosean y marcan el carácter del Puerto, por ejemplo:
Con el objeto de preservar el conocimiento y la compresión del patrimonio arquitectónico de Valparaíso, la Arquitecta Myriam Waisberg ha publicado diversos libros como "Las Casas de Playa Ancha" y "Las casas de Valparaíso".
Valparaíso presenta actualmente, habiéndole sido otorgado el estatus de "Patrimonio de la Humanidad", el enorme desafío de conservar y proteger sus edificios de valor, ya sea de la acción de la naturaleza o de las malas intervenciones efectuadas por sus habitantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada